Letanía de la Preciosa Sangre

Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios Padre Celestial:
Ten misericordia de nosotros,
Dios Hijo, Redentor del mundo:
Dios Espíritu Santo:
Santa Trinidad, un solo Dios:

Sangre de Cristo, Unigénito del Padre eterno: Sálvanos
Sangre de Cristo, Verbo de Dios Encarnado:
Sangre de Cristo, del Nuevo y Eterno Testamento:
Sangre de Cristo que corrió hasta la tierra en la agonía:
Sangre de Cristo, vertida copiosamente en la flagelación:
Sangre de Cristo, que manó en la coronación de espinas:
Sangre de Cristo, derramada en la cruz:
Sangre de Cristo, precio de nuestra salvación:
Sangre de Cristo, sin la cual no hay perdón:
Sangre de Cristo, bebida y purificación en la Eucaristía
Sangre de Cristo, río de misericordia:
Sangre de Cristo, vencedora de los demonios:
Sangre de Cristo, fortaleza de los mártires:
Sangre de Cristo, virtud de los confesores:
Sangre de Cristo, germen de vírgenes:
Sangre de Cristo, fuerza de los que están en peligro:
Sangre de Cristo, descanso de los que trabajan:
Sangre de Cristo, consuelo en el llanto:
Sangre de Cristo, esperanza de los penitentes:
Sangre de Cristo, alivio de los moribundos:
Sangre de Cristo, paz y dulzura de los corazones:
Sangre de Cristo, prenda de vida eterna:
Sangre de Cristo, que libra las almas del Purgatorio:
Sangre de Cristo, dignísima de todo honor y gloria:
Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo:
Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo:
Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo:
Ten misericordia de nosotros

Nos has redimido, Señor, con tu Sangre.
Y nos has hecho un Reino para nuestro Dios.

Oración

Señor y Dios nuestro,
que por la Sangre Preciosa nos redimistes
conserva en nosotros la obra de tu amor,
para que recordando siempre el misterio de nuestra salvación,
podamos alcanzar sus frutos.

Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Letanía de la Santísima Virgen María

Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo óyenos.
Cristo escúchanos.

Dios Padre Celestial:
Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del Mundo:
Dios Espíritu Santo:
Santa Trinidad un solo Dios:

Santa María:
Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios:
Santa Virgen:
Madre de Cristo:
Madre de la Iglesia:
Madre purísima:
Madre castísima:
Madre y Virgen:
Madre Santa:
Madre inmaculada:
Madre amable:
Madre admirable:
Madre del buen consejo:
Madre del Creador:
Madre del Salvador:
Virgen prudente:
Virgen digna de respeto:
Virgen digna de alabanza:
Virgen poderosa:
Virgen acogedora:
Virgen fiel:
Ideal de santidad:
Morada de la sabiduría:
Causa de nuestra alegría:
Templo del Espíritu Santo:
Honor de la humanidad:
Modelo de entrega a Dios:
Rosa escogida:
Fuerte como la torre de David:
Hermosa como la torre de marfil:
Casa de oro:
Arca de la Nueva Alianza:
Puerta del cielo:
Estrella de la mañana:
Salud de los enfermos:
Refugio de los pecadores:
Consoladora de los afligidos:
Auxilio de los cristianos:
Reina de los ángeles:
Reina de los patriarcas:
Reina de los profetas:
Reina de los apóstoles:
Reina de los mártires:
Reina de los que viven su fe:
Reina de los que se conservan castos:
Reina de todos los santos:
Reina concebida sin pecados original:
Reina subida al cielo:
Reina del santo rosario:
Reina de la paz:
Reina del Mundo:

Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo:
Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo:
Óyenos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo:
Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa María de Dios.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de nuestro Señor Jesucristo.

Oración

Te rogamos Señor
concedas a tus siervos
gozar de continua salud del alma y del cuerpo
y por la gloriosa intercesión de la Bienaventurada Virgen María
ser liberados de las tristezas presentes
y gozar de la eterna alegría.

Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

Letanía al Sagrado Corazón de Jesús

Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre Celestial:
Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo:
Dios Espíritu Santo:
Santa Trinidad, un solo Dios:

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre:
Ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre:
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios:
Corazón de Jesús, templo santo de Dios:
Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo:
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo:
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor:
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad:
Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor:
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes:
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza:
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones:
Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia:
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad:
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus complacencias:
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido:
Corazón de Jesús, deseo de los eternos collados:
Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia:
Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan:
Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad:
Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados:
Corazón de Jesús, saciado de oprobios:
Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos:
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte:
Corazón de Jesús, perforado por una lanza:
Corazón de Jesús, fuente de toda consolación:
Corazón de Jesús, paz y reconciliación:
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores:
Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan:
Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren:
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos:
Corazón de Jesús, que quitas los pecados del mundo
Perdónanos, Señor.
Corazón de Jesús. Que quitas los pecados del mundo:
Ten piedad de nosotros.
Jesús, manso y humilde de corazón:
Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios,
mira al corazón de tu amadísimo Hijo
y a las alabanzas y satisfacciones que te dio en nombre de los pecadores,
y concede propicio el perdón
a los que imploran tu misericordia.
En nombre de tu mismo Hijo Jesucristo,
que contigo vive y reina
en unión con el Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

Amén.