parroquia nuestra señora de la luz

PARROQUIA “NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ”

I. HISTORIA

Durante el Gobierno del Presidente Juan Velazco Alvarado las tierras agrícolas se convertían en terrenos para vivienda. Existía una sola Asociación de Vivienda Independencia – Naranjal – Santa Luzmila. En cada una había una directiva, en Santa Luzmila estaba presidida por el señor Luis Kobashikawa Alva y el señor Hugo Yaya Pizarro como presidente del consejo de vigilancia. Ya existían problemas y es aquí que interviene Monseñor Luis Bambaren Gastelumendi, Obispo Auxiliar de Lima para los Pueblos Jóvenes y con el rango de ministro por parte del Gobierno, para interceder ante el Ministerio de Vivienda logrando separar a Santa Luzmila de Naranjal e Independencia. Los planos de Santa Luzmila fueron ejecutados a manos del hijo del Presidente Juan Velazco pero no se había dejado terreno destinado a la Iglesia Católica; siempre en coordinación con Monseñor Bambaren el señor Hugo Yaya inicia los trámites en el Arzobispado de Lima para la creación de una parroquia. Monseñor Bambaren le contacta con las hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción. Por otro lado los vecinos habían formado un Club Deportivo Cultural Santa Luzmila presidido por el señor Francisco Rojas Sosa y con la señora Leonor Silva integrante también del Club se acercan al señor Kobashikawa para exigir un terreno para la Iglesia; coordinan con el señor Hugo Yaya que ya había hablado con las MIC y buscan una casa en alquiler para las madres que habían aceptado trabajar en la zona.

Un 22 de abril de 1978 llegan las madres: Alina Quirión, Jeannine Proulx y Clara Garceau quienes decidieron poner “Broche de Oro” a la carrera de docentes y orientar su actividad apostólica hacia la familia soñando con suscitar Comunidades Eclesiales de Base que llegarían a formar una Iglesia local y misionera. Tenían ideas bastante definidas de edificar la comunidad de corazones antes de edificar un salón comunitario. Antes de su llegada Monseñor Bambaren había venido a celebrar los oficios de Semana Santa en el mismo sitio del futuro templo. Ellas inician su labor pastoral preparando a niños para la primera comunión, se forma un coro de jóvenes, el Padre Miguel Fitzgerald era párroco dominical de la Capilla de Infantas y apoyaba mucho a las madres. En el año 79 se inicia la Catequesis Familiar y a insistencia de algunos señores convocan a una asamblea de fieles para que luego de la misa dominical se elija a los miembros del Comité Pro-Construcción del Templo, siendo el presidente el señor Manuel Carhuas y Madre Alina Quirión como Tesorera. Así es como también reunida la comunidad de fieles deciden poner el nombre de Nuestra Señora de la Luz a la parroquia frente ante tanta adversidad entre vecinos por lotes de terreno. El Comité de construcción inicia sus actividades con la proyección de una película checoslovaca proyectada en la pared del local Santa Rosa de Sapcha y con la ayuda de Cáritas que dona víveres para los 40 trabajadores se inicia la construcción de un local comunitario.

Mediante rifas, tómbolas, kermesse y una importante donación del Organismo Canadiense Desarrollo y Paz se reúnen los fondos para que un 14 de octubre de 1980 el salón comunitario este techado y tarrajeado. Son diferentes sacerdotes que han colaborado con las madres para realizar los oficios de misa, bautismo, siempre en busca del ansiado párroco de la parroquia. En junio del año 80 el párroco de Comas viene a visitar a las hermanas con un sacerdote norteamericano que fue once años misionero en La Oroya y es Monseñor Alfredo Noriega, Obispo del Cono Norte, encargado de dar la noticia a las madres que ya tenían párroco.

La congregación Misioneros de la Preciosa Sangre toma a su cargo la parroquia en manos de P. Geraldo Dreiling que vino a Santa Luzmila una tarde del 22 de diciembre de 1980, celebra la primera Misa de Gallo en el Centro Comunitario y formalmente un 16 de agosto de 1981 se celebra la inauguración de la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz y la instalación de su primer párroco por Monseñor Alfredo Noriega. P. Geraldo realiza su labor pastoral codo a codo con las MIC continuando con Catequesis Familiar, muchas parejas participan del Encuentro Matrimonial, los jóvenes en el programa ESCOGE; preocupado por la educación de los niños y jóvenes del sector coordina con los Directores de los Colegios de la zona para que jóvenes de la parroquia lleven el curso de religión en toda la primaria, (tantos jóvenes que estudiaron la carrera profesional de Educación muchos de ellos son los profesores de educación religiosa de los Colegios de Secundaria de la jurisdicción parroquial). Poco a poco y con un grupo de jóvenes va saliendo a evangelizar los alrededores de Santa Luzmila en busca de agentes pastorales. Los grupos de oración, Legión de María se van organizando, el coro de jóvenes, el grupo de liturgia, los comedores populares reciben mucho apoyo espiritual de la parroquia en su momento. En el año 1985 se crea la Biblioteca Parroquial y desde junio de 1987 abre sus puertas al público con la cordial atención de la señorita Emilia Diaz.

Pasan once años y en febrero de 1992 deja la posta a P. Jaime Bender, quien se dedica a la formación de las Comunidades Eclesiales de Base en cada comunidad de la jurisdicción parroquial representado por un Coordinador. A su cargo estuvo la primera instalación de los Ministros Extraordinarios de Comunión preparando tenazmente a las señoras que recibieron este importante pero humilde cargo. Desde el año 78 que llegan las hermanas MIC hasta este tiempo consideran que han cumplido su labor de crear una comunidad local sólida y se retiran en el año 1993. Por su delicada salud luego de cuatro años de ardua labor pastoral P. Jaime deja la Parroquia y es nombrado como párroco, P. José Deardorff en el año 1996, quien ya era conocido por ser colaborador de la Parroquia celebrando misa dominical en los sectores y la sede desde el tiempo de P. Geraldo, conoce muy de cerca la realidad de las comunidades y los problemas que debe enfrentar con el terreno de la sede. Reorganiza la parroquia creando el Consejo Pastoral Parroquial integrado por los Coordinadores de las Pastorales de Acción Social, Catequesis, Juvenil, Animación Litúrgica, Tercera Edad y Familia. La pastoral de Acción se solidifica y se crea el Botiquín Parroquial San Gaspar. En el año 1997 trae a Johnson Romero para ser Asesor de la Pastoral de Catequesis con quien formaliza la organización de la Parroquia. El año 1999 no hubo catequesis y durante ese año se realizó la formación de agentes pastorales. En el año 2000 se elabora un Plan Pastoral de la Parroquia con el perfil de cada agente pastoral, de los responsables de pastoral, de los coordinadores de comunidad, el plan pastoral contiene la misión, visión, objetivos por pastorales y metas a desarrollar en corto y a largo plazo en los próximos tres años, siguiendo el plan diocesano de la Diócesis de Carabayllo que ya estaba creada desde el año 1996. La s pastorales fueron nueve, a saber: Animación Litúrgica, Acción Social y Salud, Catequesis, Familia, Infantil y Pre Juvenil, Juvenil, Multitudes integrada por el EPAP, Ministerial y Tercera Edad.

Mención aparte, merece tocar el tema del terreno de la sede parroquial. Desde sus inicios el terreno dado para la parroquia tenía su frente hacia el pasaje y el campo deportivo. P. José Deardorff toma carta en el asunto y en diálogo con la Asociación Pro Vivienda que presidía el señor Renee Quispe ven por conveniente que la Parroquia debía tener ingreso por la avenida Guillermo de la Fuente así se abren puertas del ambiente donde se celebraban las misas hacia la esquina de la Calle Mariano Angulo y Av. Guillermo de la Fuente; al cabo de un tiempo se da con la sorpresa que dicho terreno ha sido dado a la ONG Fundades y debe quitar las puertas porque la construcción de un Complejo de Rehabilitación será inmediata; mientras cambia la directiva de la Asociación y es presidida por la señora Deliza Avalos quien explica a P. José lo complicado del asunto.

Una seudo directiva se había autoproclamado Asociación de Propietarios habiéndose inscrito en registros públicos con planos y documentación falsa; se reúnen con el entonces alcalde de Comas, el profesor Arnulfo Medina, quien decide apoyar la construcción de un complejo parroquial que incluye una plaza cívica mediante Acuerdo de Consejo de Alcaldía resuelve dar el terreno donde su fue construyendo el Templo Parroquial con el esfuerzo de la comunidad, a través de algunos aportes económicos de familias, y de actividades programadas en la que participan todas las comunidades de la jurisdicción parroquial.

Han pasado los años, y en el tiempo muchas personas que colaboraron ya no están con nosotros como la señora Leonor Silva, Madre Clara Garceau, el señor Francisco Rojas. Pero, aunque nuestro Templo todavía está en construcción, se tiene la satisfacción de contar con una numerosa comunidad de fieles que participan y animan a sus pastores a seguir adelante en el camino de la evangelización buscando construir el Reino de Dios.


II.PÁRROCOS DE LA PARROQUIA “NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ”

  • P. Geraldo Dreiling G., C.PP.S. Nació en Estados Unidos – Kansas City, el 31 de enero. Fue el primer párroco y estuvo en el cargo por 11 años (1981 – 1992). Fue ordenado sacerdote un 03 de junio de 1958. Llegó a Perú en 1969 ,a La Oroya. Actualmente vive en la Cooperativa Primavera llevando la Revista San Jerónimo, dedicada a la plana magisterial.
  • P. Jaime Bender Shorter, C.PP.S. Nació en Estados Unidos el 10 de febrero. Estuvo en el cargo de párroco de 1992 hasta 1996.
  • P. José Deardorff Kleinfelder, C.PP.S. Nació en Estados Unidos, el 14 de enero. Fue ordenado sacerdote el 12 de junio de 1982. Estuvo al frente de la párroquia desde 1996 hasta 2007. Actualmente radica en Colombia.
  • P. Máximo Mesía Alarcón, C.PP.S. Nació en Mito (Huancayo), el 30 de abril Fue ordenado sacerdote un 26 de mayo. En su primer periodo, fue párroco durante los años 2007 a 2011.
  • P. Joseba Andoni Ledesma Sánchez, C.PP.S. Nació en España el 09 de mayo. Fue ordenado sacerdote un 30 de noviembre de 1991. Fue párroco del 2011 al 2014. Actualmente radica en España.
  • P. Hilton Rodríguez Roca. Nació en Bolivia el 01 de junio. Fue ordenado sacerdote el 20 de octubre del 2007. El año 2015 fue párroco.
  • P. Máximo Mesía Alarcón, C.PP.S. Asumió por segunda vez la parroquia, a partir del año 2016 hasta la fecha. Actualmente es el Director de la Misión Peruana C.PP.S.

III. MOMENTOS IMPORTANTES QUE HICIERON HISTORIA

P. Geraldo Dreiling vino a la parte norte de Lima para trabajar entre los pobres. Lima estaba expandiendo; la población tenía el sueño de un futuro mejor y un lugar donde criar a sus hijos. Junto con las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción, P. Geraldo Dreiling estableció la Parroquia e inmediatamente creó un lugar donde las personas se sientan como en casa y donde, hasta hoy, encuentran la fuerza para superar las dificultades de cada día.

P. Geraldo trabajó varias horas con la juventud. Él creó programas para ayudarles en su formación personal y ofrecer oportunidades para estudiar y ser profesores de religión en los colegios primarios locales. Él todavía trabaja en el área de educación y continúa ayudando en la formación de los profesores.

La Parroquia creció cuando las diferentes comunidades comenzaron a establecer su propio lugar de culto y cuando los catequistas fueron de un lugar a otro para ofrecer una preparación sacramental.

El próximo párroco, P. Jaime Bender, dio su tiempo trabajando con cada comunidad para que llegue a ser un lugar donde compartir su fe y dar un apoyo social mutuo. Padre Jaime es recordado por el pueblo por su gentileza y cómo él saludaba a la gente por las calles de la parroquia. Él tenía un gran amor por los de la Tercera Edad y siempre les ha hecho sentir que eran una parte importante de la parroquia. Desde que la Arquidiócesis de Lima se dividió, la Parroquia “Nuestra Señora de la Luz”, forma parte de la Diócesis de Carabayllo. P. José Deardorff llegó a la Parroquia un año antes que ocurrió la división. Durante los primeros años P. José reorganizó la Parroquia, creando un Consejo Pastoral Parroquial y reestructuró el programa de Catequesis dando trabajo a un laico como Asesor.

En el año 2001, la Parroquia comenzó a construir su Templo. Fue un sueño de la población por muchos años. La construcción trajo con ella un sinnúmero de problemas legales. La Asociación Pro Vivienda de Santa Luzmila dio a la Municipalidad de Comas una permuta para otorgar la donación del terreno a la parroquia. Todo parecía en orden. Sin embargo, un día un grupo pequeño de vecinos reclamó que el terreno fue donado a ellos previamente. Con documentos fraudulentos ellos ganaron el juicio contra la parroquia y por dos años hemos recibido un buen número de notificaciones por el desalojo, pero también se ha tenido que superar, acciones de la policía que estaba lista con sus escudos y gases lacrimógenos, para desalojarnos, no llegando a ejecutarse. Nuestras oraciones y resistencia nos han permitido continuar. Desde el comienzo de la construcción, hemos celebrado la misa dominical en el mismo lugar. Es muy interesante ver el edificio creciendo alrededor de nosotros. La construcción ha avanzado poco a poco gracias al optimismo de la población y su deseo de dar de su tiempo y trabajar en diferentes actividades para juntar fondos. Para tener suficiente dinero para el techo vamos a necesitar algunos años más, pero, sin embargo, estamos orgullosos de lo que hemos logrado hasta estos momentos. Gracias a Dios vivimos con un clima de desierto y podemos vivir sin techo por un tiempo.

En el año 2007 viene como párroco P. Máximo Mesía quien tiene la difícil tarea de asumir los problemas judiciales que todos conocemos y las Marchas Por la Paz con el penoso accidente en marzo de 2011, donde además de 2 pobladores de la comunidad parroquial fallece nuestra Bibliotecaria. El 2012 asume de párroco padre Andoni Ledesma que plantea el reto a los Agentes Pastorales que son ellos los que encaminan el trabajo pastoral dando mayor responsabilidad al EPAP (Equipo Parroquial de Animación Pastoral). A partir del 2016 la parroquia es dividida y se crea una nueva parroquia, llamada Jesús Misericordioso”, en la comunidad de Primavera. De esta manera, tenemos tres comunidades menos siendo Chacra Cerro – Huertos de Tungasuca - El Pinar - San Gaspar (Primavera). Desde el año 2016, P. Máximo Mesía, asumió el servicio pastoral de párroco, en su segundo periodo, hasta la fecha.


IV. ORIGEN DEL NOMBRE DE LA PARROQUIA: “NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ”

La imagen de Nuestra Señora de la Luz tiene su origen en un pueblito muy pequeño en las laderas del río Mantaro. En ella vivían algunos hacendados y muchos campesinos que dependían de ellos en su trabajo y alimentación. Este pueblo pintoresco y muy original se caracterizaba por las abundantes plantaciones de tunas en toda la orilla del río. Y sucedió que cierto día muy caluroso se asomó una viajera con su niño entre sus brazos al pueblo, esperando una cierta acogida; pero sucedió que sus pobladores se mostraron indiferentes ante tal visita. Ella al ver ésta indiferencia siguió su viaje pero se detuvo en las fuentes del río para beber saciar su sed, y luego descansar para seguir en su caminar.

senora luz

Estando descansando en la orilla divisó una hermosa hacienda con plantaciones en todo su apogeo, extensos pastizales y hermosos ganados con sus crías y otras en espera, pero entre las plantaciones sobresalían las tunas que se hallaban totalmente llenas de frutos de diversos colores naturales. Se fue acercando poco a poco hasta llegar a estas plantaciones y habiéndosele terminado las provisiones con las que contaba y teniendo mucha hambre, se puso a recolectar los frutos en su mantilla que portaba, pero fue recolectando una de cada color característico de las plantas. Al haber terminado su recolección se sentó en un lugar de sombra para saborear estas deliciosas frutas que proporcionaba la naturaleza. Estando a punto de satisfacer su hambre, de manera repentina se presentó el señor hacendado, hombre imponente quien de una manera agresiva le preguntó la razón de su permanencia en ese lugar y el origen de esas frutas, ella con toda sinceridad explicó la razón de su presencia en ese lugar y la necesidad que tenía, pero este no entendiendo razones, y quitándole la mantilla con las frutas la echó del lugar sin considerar su condición, ni mucho menos la del niño. Al alejarse aquella mujer no pudo contener sus lágrimas de dolor y de sentimiento, y poco a poco su figura se fue perdiendo en la cumbre. El señor hacendado para no perder las frutas recolectadas se las llevó a su casa donde las dejó sin ninguna importancia y continuó su labor de control de sus trabajadores, los campesinos a quienes los trataba de manera inhumana, haciéndoles trabajar más de sus capacidades físicas y renumerándoles solo con su alimentación y algunos otros pequeños beneficios.

Estando en sus tierras portentosas minutos después, se aproximaron por los cielos unas grandes nubes oscuras, quienes de momento en momento resonaban con fuertes truenos y relámpagos luminosos y de pronto se vino una gran tormenta, lluvia que no dejaba de ser constante y cada vez más se acentuaba; obligando a todos a refugiarse en sus chozas y pequeñas casuchas.

En este estado de lluvia se aproximó la oscuridad de la noche invadiendo totalmente la hacienda y el pequeño pueblito. El temor se fue acrecentando pues no dejaba de llover, más por el contrario se acentuaba y se sumaban a ésta fuertes ventarrones. Cuando de repente se escucharon gritos de alarma en la casa hacienda: !Nos estamos inundando, nos ahogamos!. !Auxilio, piedad, ayuda!. Los campesinos dejando su seguridad de lado, salieron de sus chozas y socorrieron a la familia de los hacendados, trasladándolos a un lugar seguro, y estando allí se oyó un sonido estridente de una masa de lodo y de piedras que se alejaba poco a poco, y con ello también la tormenta fue alejándose, dejando todo el pueblo en un sepulcral silencio.

Al día siguiente cuando el alba dio sus primeros brotes, los pobladores junto con la familia socorrida se dirigieron a la gran hacienda y al llegar a ésta no encontraron absolutamente nada, sólo hallaron los rastros que había dejado la masa de lodo y piedras, y una profunda grieta, pero al acercarse más al lugar donde se hallaba la casa hacienda, encontraron intacta aquella mantilla con las frutas que se le había despojado a aquella mujer con su niño, y al extenderla hallaron la imagen de esta humilde campesina con su pequeño. La mujer que los había visitado, había sido la Virgen María con su hijo Jesús entre sus brazos. Esta imagen no era muy perfecta y en el tiempo hasta el final de sus días, quien le dio toda la complementariedad hasta lograr la imagen que tenemos en la actualidad fue aquel hombre que le había privado de satisfacer una necesidad y la había echado de ese lugar. Pero antes de realizar ésta obra prodigiosa, ante aquel milagro pidió disculpas a todos los campesinos en especial a aquellos a quienes había tratado muy mal y delante de ellos también solicitó la intersección de Nuestra Madre Santísima para el perdón de sus pecados.

Desde ese momento en aquel lejano pueblito la armonía y la comprensión por la necesidad de los demás se convirtió como en una norma que se viviría cada día, pues Nuestra Señora de la Luz, con cuyo nombre fue bautizada aquella imagen, había iluminado la vida oscura de aquellos hombres.

Así esta imagen nos muestra por medio de los símbolos nuestro encuentro con nosotros mismos, es decir con nuestra misma realidad que no podemos dejar de lado u obviarla simplemente, pues debemos considerarla en este proceso de acercamiento a Dios. Ella permitió que ciertas personas se dieran cuenta de cuál era su estado de vida del momento y no vivieran un mundo de superficialidad y una seguridad falsa. Les trajo la luz, aquella luz que porta el niño en su mano izquierda, pues, vivían en oscuridad (estrellas negras): egoístas, explotadores, incomprensivos ante las necesidades de los demás, fueron iluminados desde lo más profundo de su ser y esta se volcó hacia el exterior deslumbrando bondad y comprensión, expresado en la imagen por aquel círculo rojo donde se resume el amor incalculable de la madre hacia su hijo, ese amor que permitió que todos sobrevivieran ante tal situación de la naturaleza y de ahí partiera ese acto de servicio del uno hacia el otro, ese amor al prójimo. También les trajo la paz, esa paz que simboliza el niño en su mano derecha que resume todo este proceso de discernimiento, es ya el gozo de un actuar, es el gozo de la presencia de Dios entre los hombres, es la armonía en su totalidad, pero siempre abierto a las nuevas experiencias y a los nuevos retos de nuestro mundo acelerado, siempre con los brazos extendidos, ellos nos compartirán su fe y experiencia.


V. FOTOS DE LA SEDE PARROQUIAL Y DE LAS CAPILLAS

Parroquia “Nuestra Señora de la Luz” - Sede parroquial. Ubicada en la Av. Guillermo de la Fuente, Cdra. 2, Mz Q1 Lote 19, Asociación de Vivienda Santa Luzmila, 1ra. Etapa – Comas.

parroquia 1 parroquia 2 parroquia 3 parroquia 4 parroquia 5 parroquia 6



































Capilla “Nuestra Señora de la Preciosa Sangre”. Ubicada en la Calle Francisco Albariño No. 520 y Pasaje Andrés de Santa Cruz Mz Z s/n de la URBANIZACIÓN EL RETABLO, III Etapa, Comas. capillans 1 capillans 2

















Capilla “Santísima Virgen de la Familia”. Ubicada en, Calle 6 y Calle M1, junto al C.E. 3077 de la URBANIZACIÓN EL ÁLAMO, Comas.

capillasv 1 capillasv 2

















Capilla “Virgen del Carmen”. Ubicada en, el Parque Virgen del Carmen entre Av. San Bernardo y Calle San Alejandro de la URBANIZACIÓN SANTA LUISA, San Martín de Porres.

capillavc 1 capillavc 2















Capilla “Virgen del Carmen”. Ubicada en, el costado del Parque Horacio Zevallos y la Calle Filadelfia de la URBANIZACIÓN LAS VEGAS, Comas.

cpillavcu1 cpillavcu2

















Capilla “Virgen del Carmen”. Ubicada en, el Jr. Santa Marina, Mz.C Lt.s/n de la URBANIZACIÓN JOSÉ DE SAN MARTÍN, San Martín de Porres.

cpillavcs1 cpillavcs2

















Capilla “El Buen Pastor”. Ubicada en la Calle José Gálvez s/n del PUEBLO DE INFANTAS, San Martín de Porres.

capillabp 1 capillabp 2


















Capilla “La Inmaculada Concepción”. Ubicada en el Jr. Inmaculada Concepción s/n de la URBANIZACIÓN SANTA ROSA DE INFANTAS, San Martín de Porres.

capillaimc 1 capillaimc 2